Visita guiada

Se juntó un pequeño grupo para visitar mi exposición, alumnos de distintas edades de un taller de Pamplona, junto con padres y madres.

Querían que les contara cosas de los cuadros, del proceso de pintar… 

Y ahí estábamos, ellos de un lado, yo de otro.

No es sencillo dirigirse a un grupo de edades tan diversas. No sabía si centrarme en los chiquillos, si atender a los mayores. 

Les miraba más a los niños y a las niñas pero quien me escuchara sin saber de mi audiencia se habría sentido confundido por las distintas aproximaciones de mis mensajes.

Yo me noté raro, pero no demasiado. Luego alguien me dijo que el tono no cambiaba, que fue claro y suave, que eso hace mucho para facilitar la comunicación.

¿Dónde estará?

La Caja de Ahorros de Navarra, una entidad pública con fines sociales, se fue a pique. No soy economista, ni policía ni juez pero todo parece indicar que se la comió la avaricia de unos cuantos.

Tenía la Caja una colección de obras de arte. Algunas compradas, otras cedidas por artistas que habían expuesto en alguna de sus salas.

El propósito era que formaran parte de una colección que se mostraría en exposiciones, se catalogaría, se daría a conocer. Nada de eso sucedió.

Yo cedí un cuadro, de 162 x 130 cm. A fecha de hoy no aparece en el inventario. Como otras varias decenas de obras que, muy probablemente, algún listo se ha llevado a casa, ha regalado, ha vendido por su cuenta.

No voy a escribir a los responsables de administrar los restos de esa entidad. No voy a preguntar por el paradero de mi pintura. Si algo saben es responder sin decir la verdad.

Dejo aquí una mala foto del cuadro. SI alguien lo ha visto me encantaría que me lo dijera.

sukilbide