En un rincón.

Jaime Kurse es un pintor famoso por sus elaboradísimos lienzos en los que refleja edificios formidables. Cúpulas deliciosamente iluminadas, espléndidas fachadas, complejas arquitecturas donde el detalle y la sobresaliente técnica dejan a muchas personas boquiabiertas.

Jacinto Tols es también pintor. Su trabajo es espontáneo, nada meticuloso. Pero envidia la factura con la que están realizados los cuadros de su colega.

Le gusta imaginar que tras alguna de las muchísimas ventanas, de uno de los balcones en cualquiera de esos edificios majestuosamente pintados, en al menos una de las decenas de habitaciones habría una pared donde a alguien que viviera allí no le importara colgar uno de los cuadros de Jacinto.

Heredar.

La pintora dejó escrito que su fortuna iría a parar a un despacho de abogados. Con el objetivo de litigar contra los gobiernos que se adjudicaban en parte o por entero (si el fallecido no tenía herederos) aquellos legados de artistas a los que en su momento socialmente se les había ignorado o, peor, maltratado. Ningún estado debería beneficiarse de la obra de personas a las que desatendió, en ocasiones con desdén.

Estrellas.

Dedícate a pintar estrellas. Con ellas no hay manera de errar. Allí donde las sitúes estarán bien puestas. Un simple punto luminoso representa tanto a la menor como a la mayor, a la más cercana y la más lejana, la más joven y la que está a punto de morir. 

Hay miles de millones de ellas, están por todo, el que sólo veamos unos miles no significa que un poco más allá y mucho más allá se encuentren innumerables constelaciones y galaxias. Si las reuniéramos en un único plano… lo rebosarían infinitamente.

Escoge las que te convenga en la composición. Y si brillan por igual el espectador no tiene por qué asumir que son parecidas o están a la misma distancia de la Tierra. El pintor que dibuja dragones, que busca desenmascarar la apariencia de los objetos, que se empeña en desafiar la persistencia de la materia, por supuesto que puede acceder a tantas estrellas como quiera o como necesite.

0