Guernica·Jose Ramón Amondaraín·Picasso

El Guernica por Jose Ramón Amondaraín

He ido a ver la exposición que en el Artium de Vitoria-Gasteiz reúne los ocho lienzos enormes en los que Jose Ramón Amondaraín ha reproducido otras ocho fotografías de Dora Maar que ilustraban el desarrollo del célebre mural tal y como lo iba pintando Picasso.

Un trabajo fascinante el de Amondaraín y una exhibición enormemente seductora.

Por no repetir lo que es tan fácil encontrar en crónicas periodísticas y en textos explicativos como éste que se incluye en el catálogo…

Me llama la atención esa figura masculina que aparece en la primera de las etapas, con su cuerpo tendido, perfectamente horizontal y entero -más adelante quedará disminuido y troceado- y un larguísimo brazo atravesando como una torre de abajo arriba la altura del lienzo.

Desnudo muestra su pene, flácido sobre todo en relación a ese brazo hercúleo, poderosamente erguido, la mano cerrada sobre un ramillete encendido de espigas y flores.

Muy pronto desaparecerá -quedarán abundantes y muy marcados pechos femeninos, culos, los anos del toro y del caballo. Yo echaba de menos en la obra final ese miembro masculino, me parecía que en el reflejo del horror hubiera jugado un papel importante lo que podría ser el símbolo destruido de la sexualidad y del deseo.

Otra cosa. Dos luces iluminan la escena. Una bombilla (hay quien la relaciona con el poder maléfico del desarrollo tecnológico que conduce a la eficacia mortífera de las guerras) y un candil que llega del brazo extendido de una mujer. Dos luces juntas. Se me hace extraño. ¿Por qué ese esfuerzo agónico y épico de añadir luz donde ya luce un filamento incandescente?

Y un comentario sobre la propiedad intelectual. El museo permite fotografiar los siete primeros cuadros. No los dos últimos. Escrita sobre un murete hay una explicación ininteligible sobre evitar equívocos acerca de la obra representada

Al preguntar me han contestado que la familia Picasso no consiente que se fotografíen los dos últimos lienzos porque ambos son demasiado parecidos al Guernica expuesto en el Reina Sofía. No sé qué derechos pueden corresponderles  a los descendientes de Pablo Picasso sobre una obra cuya propiedad es del estado español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s