sukilbide

Impostor

Un vago (era perezoso también para interesarse por el arte moderno) hablaba sobre el fraude del arte.

Se refería a la pintura -para él- no convencional y le resultaba sencillísimo detectar impostores, los encontraba por decenas, casi tantos como pintores metidos en géneros distintos al paisaje y al retrato habituales.

Más difícil le resultaba señalar, por ejemplo, un poema falso, un poeta farsante.

En su profesión también existen embaucadores pero está claro que eso no le desacredita a él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s