sukilbide

Estancias.

HUh (9)

Anuncios
sukilbide

Más sobre lo nuevo.

Ese viajero llega ahora a un espacio de reposo. Donde hace balance. La abundante luz clara, la geometría serena le permiten descansar y al mismo tiempo planear los movimientos siguientes. Así cada una de estas pinturas es una Estancia: un lugar y una temporada, un espacio y un tiempo.

Espacio y tiempo determinan las formas, los equilibrios. Las estructuras orgánicas o rígidas refieren o bien a entornos sin civilizar o a ubicaciones muy intervenidas. Profusión. Densidad floral o desahogada avenida, confortable apartamento.

Los colores aparecen ahora rígidamente contenidos. Puede tratarse de un movimiento pendular pues en la serie anterior rebosaban. Aunque las formas de las superficies son libres, no se han ajustado a nada preestablecido, a medidas o marcas, no son imitación ni copia de entornos urbanos existentes.

Es probable que próximamente los colores vuelvan a traspasar esas fronteras nítidas.

La vegetación que crece en las ciudades está domada. Hay en ellas una limpieza higiénica, vigilada constantemente. Las calles son limpias y seguras en una medida, el aire está contaminado y hay peligros específicos de las concentraciones humanas.

Los cuadros grandes y la pintura sin límites. All over. Cualquier cosa cabe. El suceso más extraño puede ocurrir. Existe una continuidad, los nuevos son natural prolongación de los anteriores porque unos y otros extienden sus extremidades para tocarse. Los títulos de las series a su vez quieren ser tan abiertos como sea posible: al viajero puede sorprenderle lo más variado, lo inaudito; un espacio físico indeterminado es un escenario dispuesto para el compendio de las emociones humanas.

Mucho color. Goce al elaborarlos. Por fuerza las historias que su carácter narrativo pueda sugerir han de ser alentadoras.

sukilbide

Guernica de Picasso.

El Museo Reina Sofía ha publicado una impresionante página reuniendo documentos e imágenes en torno al Guernica.

Siento centrarme ahora en una crítica y en un asunto demasiado manido. El del legítimo propietario del cuadro. Por resumir mucho: Picasso en sucesivos documentos se refirió al gobierno de la República, al pueblo español, al restablecimiento de las libertades.

Pero en su último escrito a quien se lo reconoce es al gobierno de la República española. Y no de manera tangencial ni sin decisiva intención: es un documento de un único párrafo con un único objetivo y lo hace público coincidiendo con el aniversario de la proclamación de la República. Dos años antes de morir, sabiendo que Franco había designado como su sucesor a un futuro rey.

Esta nueva página del Museo Reina Sofía en la referencia a la intención de Picasso para la vuelta a España del cuadro da a entender algo distinto a lo que el artista certificó clara, sucintamente.

Que de nuevo -y en particular en estos meses convulsos- se abunde en el error no es casual ni intrascendente. Que lo haga una página tan lograda en muchos otros sentidos resulta decepcionante.

 

sukilbide

De qué va Historia Universal Hoy.

Es el título del conjunto de cuadros en los que estoy trabajando estas últimas semanas. Al principio los llamaba República de las libertades. Ciudad del Sol. Eran días en los que se me hacía evidente que vivo en un país de honda raíz autoritaria poblado por muchísima gente intolerante y más que complaciente con sus rencorosos políticos y sus cárteles; y con sus medios de manipulación de masas, tan convenientes, tan imprescindibles. Pero no quería seguir por ahí entre otras cosas porque me acordaba de esa cita de Oscar Wilde que viene a decir que todos vivimos en el barro pero algunos miran hacia las estrellas.

(Es preciso mirar más allá. A la edad que ahora tengo murieron Hitler, Lincoln, Jorge VI, Ian Fleming, Beethoven, Steve Jobs, Charles Mingus…)

Comencé esta serie de quince cuadros con la idea de reproducir planos de viviendas. Paredes, habitaciones, muebles. Escaleras, huecos, cocinas. Sillones, ventanas, camas. Me atraían los ángulos rectos y el dibujo geométrico en parte porque mi trabajo anterior rebosaba de línea ondulante, la línea sensible que una palabra, un aliento, una luz minúscula enredaba.

Sirviéndome de cinta de carrocero, de cello, de papel de pegatina que podía recortar con formas curvas y utilizarlo como área cerrada sobre la que extender la pintura. Más tarde indicativos urbanos como edificios, zonas verdes, calles y vías rápidas.

Luego aparecieron las constelaciones. No podía quedarme mucho tiempo en el mismo sitio, con un solo tema y pegado a un interior y a la tierra. Por apuntar hacia otro extremo espacial: de lo íntimo y cercano a lo infinitamente abierto.

Más tarde llegaron las cabezas de dragones (amenazas y aventuras), los planetas sobre los que pisar para asomarse aún más lejos, algún objeto alusivo a la alquimia y su magia…

Los he pintado todos a un tiempo. Apoyados en las paredes del estudio, los 15. Si preparaba un color, si encontraba un signo, cada bastidor iba pasando por el caballete y ese elemento nuevo iba aterrizando en cada una de las telas, buscando su lugar, su tamaño, su delicadeza o rotundidad, experimentando en cada caso una pequeña evolución.

Cuando toda la serie estaba muy avanzada traté de buscarle un título para darle unidad y sentido, para identificarla y poder seguir de una manera menos caótica porque ya se iba haciendo necesario dejar de descargar el batiburrillo de personajes más o menos folclóricos

El título que ahora me gusta es Historia Universal Hoy. Claro que es pretencioso y rimbombante.

En las pinturas veo sucesos. Masas de colores, líneas, símbolos. Son mecanismos, o escenarios, un acontecimiento está a punto de ocurrir en ese flotante discurrir de seres pictóricos rebosantes de carácter.

Hay flechas. Es el primer signo que se me ha venido a la cabeza cuando pensaba en mi anterior exposición, la del Viajero Cautivo, con la que quería enlazar. Señales, indicadores. Abundan las estrellas. Cuerpos aéreos, mecánica celeste. Hay motivos vegetales cortantes, lunas de pupitre, cabezas inhumanas de un solo ojo cercanas al cero. Cohetes, llaves, féretros levitando.

Últimamente leo sobre las vidas de personajes ilustres: Louis Pasteur, Benjamin Franklin, Sófocles, Catalina la Grande, Confucio, Amundsen, Alexander Fleming, Buda… Se me pasó por la cabeza dedicar cada uno de estos cuadros a estos personajes. Poner sus nombres, o sus iniciales, al menos.

Historia Universal. Los colores y las formas más o menos simples, sus relaciones por tamaños, proximidades, disposiciones… para mí ahora aluden a eventos. Inconcretos pero intemporales. Universales. Que transcurren hoy porque en cada día sucede la Historia completa. Si sabes mirar, el mundo es inmenso y las vidas de las gentes todas fabulosas. Y “Hoy” porque mañana la pintura probablemente no será la misma, seguiré trabajando sobre ella y cambiará.

En un par de pinturas he escrito las siglas: HUh. El ulular del viento en una noche fría en la que puedes morir dejando atrás una colección de cuadros  iluminados que van a catapultarte.

sukilbide

Marijose Recalde inaugura en Irún.

El próximo viernes 10 de noviembre, a las 6 de la tarde, en la sala Menchu Gal.

Este es un extracto del texto que aparece en el catálogo:

“En tiempos de la cultura del entretenimiento, cuando parece haberse perdido buena parte del sentido emancipador que siempre ha tenido el Arte, relegadas  del sistema educativo las Humanidades a un segundo o tercer plano, desertizados los ámbitos culturales; cuando no es extraordinaria la más o menos disimulada censura social hacia el espíritu creativo se hace precisa la República de las Libertades, la Ciudad del Sol, el Arte imprescindible.

La aportación  de cada artista se suma a la de todos los demás, se adhiere, se solidariza, se sumerge en la antiquísima, portentosa corriente universal.

Estamos fracturados. Asoman monstruos viviendo entre nosotros. Nos reconocemos heridos y atemorizados. La relación íntima en el refugio del estudio de quien compone con mimo una cabeza, un busto en delicados gestos de reconstrucción y rehabilitación de la materia nos ayuda a recomponernos a nosotros mismos.

La creación como amparo frente a la intolerancia y el fanatismo, como generadora de libertad y de civilidad.

Cierto Arte nos auxilia con instrumentos para avivar lo mejor de nuestra condición de seres humanos.”

sukilbide

Profitbide

Hola John

 

Ya he hablado con Chuin An Sen, de PROFITBIDE. Les he trasladado tu caso. Resumiendo mucho: están dispuestos a poner 130 mil euros. Establecen un horizonte de 31 años.

Ya sabes, lo tienen todo en cuenta: tu edad, el exhaustivo examen genético, tu historial familiar; el índice de probabilidad de accidentes según tu ocupación laboral, la ciudad donde vives, tu actividad cotidiana (me preguntaban por los gases del aguarrás o si habrías inhalado mucho plomo de las pinturas al óleo), la frecuencia de viajes, el vehículo que conduces… Cuenta todo, incluso la situación política tanto de nuestro país como la general, la previsión de la evolución económica. Con tres décadas por delante es muy difícil de prever nada, obvio, pero aceptan su parte de riesgo como tú aceptas la tuya, sólo así puede funcionar un negocio como  este.

El dinero te lo darían en cuanto firmarais los papeles. Hay una cláusula que habla de que en caso de enfermedad grave, si llegaras a una situación de posible reanimación no puedes aceptar la prolongación de tu vida por medios extraordinarios.

Profitbide hace de intermediario entre tu y el Estado. Así es la filosofía del proyecto: la sociedad se ahorra unos años de tu jubilación, de cuidados probablemente costosos y tu obtienes ahora esa suma para disfrutarla como quieras. Cuando se cumplen esos 31 años a partir de la firma se establece un procedimiento con garantías, rápido y en lo que se pueda confortable para la cesación de tu continuidad. El funeral y los gastos de enterramiento están comprendidos.

Estas son las mejores condiciones que he podido conseguir. Hay otras compañías que ofrecen estos servicios pero esta es la de más solvencia. Han valorado que ganas bastante dinero como artista. Dos hijos con salud y los dos con casa propia; ellos consideran que cuanto más sólido es tu entorno mayor es la probabilidad de vivir una vida larga. Estos, a diferencia de otras compañías, no entran a valorar tu adscripción política, las ideas religiosas o tu posición sobre la eutanasia pero sí que dan mucho valor a los indicadores de tendencias de personalidad depresiva, bipolar, neurótica… vamos, la puntuación psicológica.

También tengo que decirte que te ha restado puntos tu reciente separación, las encuestas confirman que la gente emparejada de forma estable vive más.

Gracias a dios en los tests que te hicieron no salió nada del consumo de estupefacientes, ahí podías haber perdido entre 6 y 7 mil euros.

Me han insistido en que si consigues que algún amigo o familiar se acoja a uno de estos planes añadirían 2 mil euros a su oferta. Y en caso de que murieras en los primeros 5 años tu familia cobraría una prima a modo de indemnización del seguro de 5 mil euros.

Yo lo veo bien. Se podía considerar la opción que establecería una renegociación a los quince años (porque muchas cosas importantes pueden cambiar; como hacen cada año con las hipotecas o cada tres años con los contratos de alquiler de piso). Aquí entraría en juego una comisión que se supone que es neutral, pero al final siempre terminan jugando a favor de las empresas. Yo pienso que mejor dejarlo cerrado ahora y no preocuparse más en el futuro.

Ya me dirás algo.

Ah, otra cosa, para que veas que es gente que está en todo: si el plazo de esos 31 años se cumpliera en un día muy cercano al de tu cumpleaños o al de tus hijos en el sentido de que faltaran cuatro, cinco, seis días… Profitbide estaría dispuesta a prorrogar por ese plazo. Esto normalmente lo admiten a cambio de una reducción de 800 euros pero en tu caso he conseguido que lo añadan gratis.